Libro de Visitas
     
   
Citrino
 
 
Clase o Grupo: Cuarzos
 
 
Composición: SiO2. (Dióxido de silicio)
 
 
Dureza: 7 en la escala de Mohs.
 
 
Color: De amarillo pálido a marron rojizo.
 
 
Transparencia: Transparente.
 
 
Principales Yacimientos: Brasil, Madagascar, Bolivia, Sri Lanka, Estados Unidos, Antigua Rusia, Escocia, España (Hinojosa del Duque en la provincia de Córdoba, Villabuenas y Villaseco de la provincia de Salamanca).
 
Signo Zodiacal: Afinidad con Géminis, Cáncer, Leo, Escorpio y Sagitario.
 
  Cualidades: Claridad, estabilidad, equilibrio, creatividad.  
  Chakras: Primero, Quinto (Ganganta) y sesto (entre cejo).  


Citrino
 




     El citrino, es una piedra semi preciosa muy utilizada en joyería; que pertenece a la familia de los cuarzos. Su color amarillo, posee unas tonalidades y un resplandor muy delicados. La sustancia que le da el color es el hierro. Siendo el citrino auténtico de color bastante claro; los ejemplares mas oscuros, con tonalidades amarillas o anaranjadas intensas, suelen ser Amatistas o Cuarzos ahumados tratados artificialmente con calor. La mayoría del citrino comercial, es el resultado del calentamiento de amatistas; pues el citrino natural es muy raro. En general, estas "falsificaciones", se descubren por las tonalidades rojizas que suelen presentar. El citrino se puede confundir fácilmente con el topacio e incluso se ha llegado a llamar “cuarzo topacio.” Esto es incorrecto y es algo con lo que hay que tener cuidado.

     El origen natural del citrino, son rocas pegmatitas y yacimientos hidrotermales.

     El nombre de citrino, proviene del latín citrus (limón); y deriva en la palabra francesa citron, que significa también limón. Este nombre hace referencia a su color amarillo pálido. En la antigüedad, el citrino se utilizaba como talismán para protegerse contra la peste, problemas de piel y pensamientos perversos, y como hechizo contra las mordeduras de serpiente y otros reptiles venenosos. Se cree que simbolizaba la felicidad. Es el símbolo legendario de la amistad y tiene el poder de evitar pesadillas.

     Durante la época de las guerras de los clanes escocesas, y las guerras entre Inglaterra y Escocia, los guerreros escoceses llevaban siempre a la batalla un amuleto en forma de un gran broche o aguja. Este broche era utilizado en el hombro, además de como amuleto protector, para atar el gran manto de tela de lana llamado plaid, que servia a los hombres y mujeres de Escocia como capa, abrigo, impermeable y ropa de cama. Estaba realizado normalmente en plata con piedras o gemas. La piedra favorita era el Cairngorm, un citrino sacado de las montañas graníticas de Cairngorm, en las tierras altas orientales de Escocia. Si le llegaba a un guerrero el momento de morir, la persona que encontraba su cuerpo tenía que proporcionarle un entierro decente. El pago de este servicio final sería el broche.

     Muy popular en la época victoriana, se le llamaba entonces simplemente topacio; aunque no es un topacio. El citrino es mas duro y duradero que el topacio.



Geoda de citrino

     El Citrino, es un estimulante directo de la mente, ayudando al hombre a abrir el puente entre lo mental superior e inferior; así como a ascender a los niveles intuitivos de la mente que relacionan al ser humano con la consciencia cósmica. Aporta claridad mental, liberando la mente de pensamientos conflictivos y proporcionando espacio para pensar. Por eso es bueno llevar un citrino con nosotros, para mantener la mente despejada y clara. Estimula la creatividad y favorece el estudio. El cuarzo citrino reactiva la actividad intelectual agotada por problemas o esfuerzos continuados, y resulta ideal para los estudiantes en épocas de exámenes, o personas que deben contemplar tareas intelectuales en plazos determinados. Se puede utilizar sumergido en agua para beber.

     Este cristal representa la alegría de vivir. Inclina hacia el buen humor, alimenta el espíritu y favorece la concentración. La energía del Citrino, eleva la auto estima y la confianza en uno mismo. Hace renacer las motivaciones y la esperanza; reduce las tendencias auto destructoras, fomentando la alegría vital. Por ello, se recomiendan los amuletos de citrino a las personas que atraviesen momentos difíciles, de sufrimiento o de depresión.

     El citrino se relaciona con la prosperidad y la generosidad; siendo una de las piedras de la abundancia. Atrayendo riqueza, prosperidad, exito y todo tipo de cosas buenas; tanto en forma de dinero, como en relaciones personales. Potencia el sentimiento de compartir, y ayuda a conservar las riquezas. Libera los rasgos negativos, los miedos y los sentimientos a los niveles más profundos. Permite superar el miedo a la responsabilidad y detiene la cólera.

     Ayuda a personas reticentes a los cambios, y a quienes piensan que cualquier tiempo pasado fue mejor; ya que ayuda a desprenderse de las ataduras del pasado y disfrutar de los acontecimientos tal y como se presentan. Ayuda en la eliminación de viejos resentimientos y problemas emocionales; siendo útil para resolver desavenencias familiares. Su fuerza nos ayuda a procesar los acontecimientos de la vida, ordenándolos y evitándonos desgastes inútiles; permitiéndonos fluir con la vida. Nos aporta seguridad y confianza. Nos hace menos sensibles a las críticas, y anima a actuar ante las críticas constructivas.

      El Citrino difunde energía positiva y purifica el ambiente. Coloque un citrino detrás de la cama y podrá comprobar cómo le ayuda a conciliar el sueño; pues aporta tranquilidad y estabilidad. Según el Feng Shui proporciona alegría, longevidad, inteligencia, optimismo y claridad. En forma de drusas, esferas, pirámides, o puntas. La presencia de un citrino en una habitación en la que trabaje, le dará energías positivas, fuerza y claridad de propósito.

      Físicamente, el citrino imparte energía y vigor al cuerpo físico; siendo excelente para energetizar y recargar. Es muy benéfico cuando se sufre el síndrome de fatiga crónica. Resulta útil para las personas que son particularmente sensibles a las influencias medioambientales y otras influencias externas.

      A nivel físico: Se utilizan los tonos más claros, para purificar el organismo. Siendo eficaz en trastornos del sistema inmunológico y trastornos intestinales. Actuar sobre los riñones, el colon, vesícula biliar, hígado (estimulante), páncreas y todo el tracto digestivo; facilitando la digestión. Desinfecta, purga y elimina las toxinas y otros elementos indeseables que se acumulen en estas zonas del cuerpo, pues incrementa la circulación sanguínea y desintoxica la sangre. Es un eliminador, que alivia el estreñimiento y elimina la celulitis. Utilizado en gemoterapia contra infecciones de riñón y vejiga. Activa la glándula timo y equilibra la tiroides.

      Protege el aparato reproductor, en especial el femenino; siendo útil para solucionar problemas menstruales. Por su efecto calentador, ataca las enfermedades relacionadas con el frío, como la artritis, el reuma y las asociadas con el sistema respiratorio (alivia las dificultades respiratorias). Disminuye las secuelas del Parkinson, combate la demencia senil y estimula la memoria. Muy efectivo para los dolores musculares, contracturas y golpes. Estimula la regeneración de tejidos.

      El Citrino, es es un poderoso limpiador y regenerador; siendo uno de los cristales que nunca necesita limpieza. Absorbe, transmuta, disipa y conduce a la tierra la energía negativa; limpiando y equilibrando los cuerpos sutiles alineándolos con el físico. Limpia principalmente los chakras del plexo solar y del ombligo.

     
Es una de las piedras del primer chakra y del sexto chakra, de modo que, es fabulosa para activar la energía de estos importantes centros de poder. Abre el chackra de la garganta y estimula el de la coronilla, manifestando el rayo dorado del chakra corona y puede utilizarse para canalizar la energía pura de dicho chakra hacia el plexo con fines conscientes y creativos; abriendo la intuición. Colocada sobre la frente o en la coronilla, la energía de este mineral se siente como una lluvia fresca y delicada que envuelve todo el cuerpo.


Citrino

      El citrino, sirve al tercer y quinto rayo de la vida, y su energía planetaria procede de la influencia de Mercurio. Es protector del aura y limpia y equilibra los cuerpos sutiles. Es la piedra del chakra solar (situado en el plexo solar); utilizándose para la limpieza de este centro energético. Para ello, colocar el citrino sobre esa zona y realizar una relajación.

      Se asocia muy bien con la Malaquita, para los problemas emocionales evitando la somatización. O con la Zurita, con el fin de equilibrar el sistema inmunológico y equilibrar la confianza en uno mismo; tanto en el caso de que estén a niveles bajos, como si están a niveles alterados. Combinado con cuarzo prasio y rosado, o con amatista y rodocrosita, forma una trilogía perfecta para experimentar paz y serenidad, ahuyentando los fantasmas de la ira, la envidia y los celos.

      Pontelo en forma de anillo o en colgante o collar; siempre en contacto con la piel. Pontelo en la zona que desees sanar, para que su energía ayude en este menester. Usalo en forma de esfera para meditar. Colocalo sobre la caja registradora de tu negocio o en el lugar donde guardes el dinero de tu hogar. Procurar evitar la exposición prolongada del citrino a la luz o calor intensos, ya que su estructura puede cambiar.

TERAPIA CON
CRISTALES
     

 Historia y  Gemas I
 Historia y  Gemas II
 Agata
 Aguamarina
 Amatista
 Citrino
 Cuarzo
 Cuarzo rosa
 Hematite
 Lapislazuli
 Obsidiana
 Ojo de Tigre
 Piedra Luna
 Pirita
 Rubi
 Turquesa


Amatista                      Arriba                     Cuarzo